miércoles, 18 de octubre de 2017

La familia del 10 y la tabla del 100 con tapones.


Ya sabemos que el10 es un número mágico y sabemos también que el 10 es una decena, que la formamos con 10 palillos atados con una goma y que uno de sus guarísmos es rojo, el 1. Sabemos cuáles son los amigos del 10, los números que sumados dan 10. Pues hoy vamos a conocer a la familia del 10, los números que tienen una decena y que también tienen su 1 en rojo, porque representa eso,10 y algo más.


En la pizarra hemos colocado una tira de números10, rojos.



 En una silla hemos puesto del 0 al 9 azules. 

También hemos usado palillos, de colores.10 de ellos los teníamos atados con una goma y los demás, azules, sueltos.
Hemos presentado la tabla del 100, una tabla en la que lo primero que hemos hecho ha sido colocar los números en su lugar, los números de la primera decena. 


Salía un niño, ponía un palillo y colocaba el tapón con el número correspondiente en su lugar de la tabla. Lo de enroscar les ha     costado mucho a algunos, pero parece que se han divertido también






El 1, el 2, el 3,.. y así hasta el10









Hemos visto que teníamos una decena, un atadillo y que no teníamos ningún palillo suelto, 


así que hemos ido a la tira de dieces y hemos colocado un 0 azul encima del 0 del 10. Y hemos dejado el 1 rojo porque tenemos un atadillo rojo.



Ha salido un niño, ha puesto un palillo más y hemos observado que en el corcho teníamos un atadillo rojo, una decena y un palillo suelto azul. Ha cogido un 1 azul y lo ha puesto encima del segundo10 de la tira. 





. El número resultante era el 11, 10 y 1 más, 1 rojo y 1 azul. Lo ha buscado entre los tapones y enroscado en su lugar de la tabla.


Lo hemos hecho con el 12, el 13, el 14 y así hasta llegar al 19.






Hemos completado en la tabla y en la tira la familia del 10.



También hemos visto que nos faltaba 1 para el 20, para la segunda decena.
Con esta secuencia también hemos explicado el nombre de los números, (diez y uno) once, (diez y dos) doce, (diez y tres) trece, (diez y cuatro) catorce, (diez y cinco) quince, (diez y seis) dieciséis, (diez y siete) diecisiete, (diez y ocho) dieciocho y (diez y nueve) diecinueve, aunque lo seguiremos trabajando.

martes, 17 de octubre de 2017

Nuestras clases de valores



En el área de Valores trabajamos, entre otras cosas, con cuentos. Intentamos que el alumnado viva a través terceras personas experiencias en las que se puede ver reflejado, las comentamos y analizamos y buscamos otras similares que hayan vivido de manera similar. Una vez hecho esto, expresan mediante el dibujo la situación que refleja el cuento y la vivida por ellos.






Los niños y niñas de estas edades suelen ser recelosos ante nuevas situaciones, suelen pensar que no son capaces de realizar nuevos aprendizajes, suelen tener mucho miedo al fracaso. Es más, muchos sufren el fracaso sin ni siquiera intentar hacer. Por eso en esta ocasión el cuento trataba del optimismo y por el ende del pesimismo.



Nos vamos dando cuenta de que hay que experimentar para poder aprender y es mejor pensar que puedo ser capaz de hacer algo antes de ponerme a llorar o negarme a realizar un trabajo, por difícil que parezca. Eso sí, asegurándome y sin ser demasiado audaz. Si no lo hacemos bien a la primera, no pasa nada y si no nos sale hoy, tampoco, ya nos saldrá mañana. El error es la base de un nuevo aprendizaje.


Dice un proverbio chino: “El que teme sufrir, sufre de temor”. O como yo les digo, “¿Te has puesto las gafas de ver bonito esta mañana? Pues límpialas bien y a disfrutar.